SSF/RIO

La vocación de la sociología

In cidadania, Democracia, dialectics, direitos humanos, history, sociologia on April 20, 2013 at 9:55 am

La vocación de la sociología.

 

La vocación de la sociología
Una perspectiva pragmática
por André Béteille, Universidad de Delhi, India
in Global Dialogue VOL. 3 / # 2 / 2013
Reproduzido aqui integralmente por Jacob (J.) Lumier

Adoptar la sociología como vocación requiere
que uno adquiera y mantenga cierto sentido
de la sociología como disciplina intelectual
particular. Al mismo tiempo, si queremos ejercer
la sociología como vocación y no solamente como carrera,
no es sufi ciente con concentrarse solo en el aparato
técnico de la disciplina –aunque eso también es importante
y no debe ser tomado a la ligera. La sociología como
disciplina intelectual ha desarrollado un cuerpo grande,
aunque a veces poco conectado, de conceptos, métodos
y teorías que debe ser tratado como un recurso valioso por
todo sociólogo practicante.

La sociología debe distinguirse del sentido común, el
cual tiene un alcance limitado y parte de muchos supuestos
sin examinar para interpretar y explicar los fenómenos
cotidianos. El tema de estudio de esta disciplina es de una
naturaleza tal que es mucho más difícil protegerse de los
supuestos y prejuicios arraigados al sentido común que,
por ejemplo, la física o la biología molecular. Aunque los
temas de actualidad sean la molienda del molino sociológico,
el sociólogo se diferencia del periodista en la forma
en que se aproxima a los temas de la actualidad.

Como disciplina intelectual, la sociología puede verse
en términos de tres atributos: (i) es una ciencia empírica;
(ii) es una ciencia sistemática; y (iii) es una ciencia
comparativa. Como ciencia empírica busca mantener una
clara distinción entre juicios de valor y juicios de realidad,
entre cuestiones de lo que “debe ser” y lo que “es.” Acla-
rando un poco, el estudio de una sociedad requiere del
estudio de sus reglas y valores, pero el sociólogo estudia
las reglas de forma descriptiva y no de forma prescriptiva.

Además, el sociólogo busca examinar de manera
sistemática las interconexiones entre procesos sociales,
sin presunción alguna sobre si esas interconexiones son
armoniosas o discordantes. Finalmente, la sociología es
una ciencia comparativa que busca poner en el mismo
plano de observación e indagación a todas las sociedades
humanas, a la sociedad del sociólogo en cuestión así
como a otras sociedades.

Mi compromiso con el método comparado me ha convertido
en fuerte partidario de la unidad entre la sociología
y la antropología social. La mayoría de los académicos
indios estudian, de hecho, la sociedad y cultura de India,
pero el país es tan grande y su población tan diversa que
uno puede estudiar allí toda la gama de arreglos sociales.

La tendencia natural en India es trabajar bajo la presunción
de una unidad entre la sociología y la antropología social
mientras que en Occidente la tendencia ha sido separar
el estudio de las sociedades “avanzadas” asignadas a
la sociología del estudio de las comunidades preliterarias,
tribales y campesinas asignadas a la antropología.

El mismo compromiso con el método comparado me
ha hecho escéptico de la opinión común en India según
la cual los indios deben desarrollar su propia y distinta
sociología de la India para así poder liberarse de los
constreñimientos del marco occidental de investigación
y análisis.

El marco general de la sociología puede haberse
originado en Europa y Estados Unidos y puede que
todavía esté sesgado por presunciones arraigadas a esas
sociedades, pero no hay razón para creer que ese marco
sea rígido e infl exible y que no pueda cambiar. De hecho
ha cambiado continuamente, y yo mismo he escrito trabajos
generales sobre la desigualdad con por lo menos la
expectativa de que vayan a ser leídos por estudiantes en
India al igual que por fuera de ella.

En mi larga carrera enseñando a estudiantes de posgrado
en una importante institución académica, he luchado, al
igual que muchos de mis colegas en la India, con la necesidad
de armonizar la enseñanza de “teoría sociológica” y
la “sociología de la India.” En los cursos sobre “teoría” a los
estudiantes se les enseña sobre Marx, Weber, Durkheim,
Parsons, Merton, entre otros, mientras que en los cursos
sobre India se les enseña sobre aldeas, castas y familias
conjuntas, de manera que naturalmente encuentran difícil
hacer las conexiones entre los dos tipos de cursos.

En mi trabajo como profesor he desarrollado un enfoque
basado en lo que yo llamo “razonamiento sociológico.”
Después de haber explicado las principales características
de la sociología como una disciplina intelectual, pongo en
discusión una variedad de temas específi cos. Usualmente
comienzo con política y hablo sobre “la política como objeto
de la sociología”. Después de todo, la política es de
interés para una amplia variedad de personas. La pregunta
que hago es sobre si la sociología tiene algo distintivo
que ofrecer para la comprensión de la política. La misma
pregunta puede hacerse sobre la religión. La religión atrajo
una atención intelectual por parte de teólogos y fi lósofos
mucho antes de que la sociología se convirtiera en disciplina
intelectual: ¿acaso la sociología ha introducido algo
nuevo a la comprensión de la religión? Podemos hacer
la misma pregunta acerca de la familia, el parentesco, el
matrimonio y una gran cantidad de temas.

He usado la idea de razonamiento sociológico para
comunicar los descubrimientos de la investigación sociológica
a un público más amplio. Mi opinión es que el
sociólogo debe escribir dirigiéndose a su profesión, pero
no solamente a ella. También tiene la responsabilidad de
llegarle a un público más amplio. Es por eso que, además
de publicar artículos en revistas profesionales, también he
contribuido con artículos de opinión para algunos de los
periódicos principales de la India tales como The Times of
India, The Hindu y The Telegraph.

Sin embargo, aunque
haya hecho uso ocasional de estos periódicos, he tratado
de evitar escribir como el periodista que tiene que comentar
eventos de un día para otro sino que en lugar de eso
he tratado interpretar tales eventos desde una perspectiva
histórica y sociológica más amplia.

Siempre he pensado que soy un sociólogo y que no
soy un moralista. Mi interés especial como sociólogo ha
estado en el estudio comparativo de la desigualdad. Como
es bien sabido, la desigualdad es una característica profundamente
arraigada y generalizada de la sociedad india.
A los indios educados les encanta moralizar acerca de los
males de la desigualdad y las virtudes de la igualdad. Pero
la desigualdad no va a dejar de existir simplemente con
denunciarla en público.

He dedicado una gran cantidad
de tiempo para comprender las diferentes formas y dimensiones
de la desigualdad y las corrientes sociales por
medio de los cuales es alterada, transformada, debilitada
o reforzada. Siempre he tratado de mantener una actitud
pragmática frente a la desigualdad y la igualdad, en contra
de las actitudes utópicas o fatalistas que al fi nal resultan
ser dos caras de la misma moneda.
***

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: